"From here on in I shoot without a script..."
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 7 de diciembre de 2010

"Vive mi locura…"



Sobrevivo… y mantengo mi decisión de obligarme a creer que la sonrisa no hay que perderla nunca.
Pero en estos días grises, no puedo dejar de pensar en todo y nada de una forma simultánea.
No logro esquivar la sensación de angustia en el pecho, la ansiedad en el corazón, el desvelo en los ojos…
Echo un vistazo por la ventana, el frío se siente incluso a través de los cristales… será que en el fondo todo mi ser está congelado, coagulado por millones de miedos.
Llueve…y tengo la sensación de que aun sin salir a la calle, el aguacero cae sobre mí, me golpea con cólera y me va borrando, como si solo fuera tinta sobre el papel…
Intento dormir, sólo mis latidos agitados resuenan en el silencio de la noche… al menos me recuerdan que sigo con vida, aunque note como si segundo a segundo sucumbiera a tanto desconcierto.
Amanece y el espejo me devuelve miradas cómplices, pero ya el cadáver está enterrado y del crimen escapé sin sentencia.
Tengo mil pistolas que se me disparan en el estómago, tengo un odio que no quiero entender, tengo una losa atada a mis talones, que pesa más con cada lágrima desembocada, que me hace hundirme con celeridad.
¿Por qué se me olvidó seguir mirando las estrellas en busca de sueños?
¿Acaso quise dejar de buscarlos, dejar de soñar?...

Definitivamente mi cielo amenaza con acabarse, así que cumpliré aquello de ser un alma descarrilada a las puertas del infierno, porque ya casi no recuerdo mi versión de un paraíso…
Si, tal vez haya perdido el juicio…
…en tal caso, que me dejen vivir con mi locura

[_Beatriz Rubio_]

viernes, 24 de septiembre de 2010

"Y si ya se acabó mi cielo..."


Busca las alas que me cortaste en las alturas, quizá vagan solitarias dejándose arrastrar por una corriente de aire, o reposan olvidadas en alguna nube oscura.
Quizá necesitan manos que las cuiden, que las reparen para poder volver a volar.
Devuelve los latidos a este corazón que por tantas noches ha llorado, incapaz de armarse de nuevo al no encontrar la pieza que le faltaba.
Ya no hay susurros en mis labios, porque ninguna palabra tiene la suficiente fuerza como para salir de ellos.
Aquella lágrima que tantas veces te recordó ya no quiere resbalar por mis mejillas.
Rompo mi promesa, porque es aquella que me aseguró una sonrisa y precisamente esa sonrisa ya se cansó de buscarme.
Mis últimas palabras no hablan de “te quieros”…
Ahora tomo bolígrafo y papel para escribir una vida en la que tú no aparezcas, decidida a mirar en otra dirección…puede que ahora solo seas otro capítulo clausurado que añadir al libro de olvidos que reposa anclado en las paredes de mi mente.
El final de una etapa solo es el comienzo de otra….
Mira bien mi sonrisa cuando pase por tu lado, quizá ella consiga provocarte algo de culpa, créete que si sonrío es de una forma sincera, con esa sinceridad que durante años ninguno de los dos pudimos ni quisimos ofrecer, una sonrisa que tú no pudiste mantener, una sonrisa que terminarías por perder… Y así fue.
Intenté arroparte, cuidarte con toda mi alma, alegrarme y entristecerme con todo lo que te sucediera, intente tenderte una mano firme…intenté demostrarte lo que significa amar.
Pero nunca me dejaron hacerlo y ya me obligo a dejarlo atrás, prefiero preparar mi equipaje, porque empieza aquel viaje que pensaba hacer contigo, solo que ahora me suelto de tu mano…
Porque la calle está vacía, ya no queda humo, ni suenan aplausos, no quedan miradas que aguantar, ni gatos que ahuyentar.
Porque la voz de tus canciones sufre de afonía…
Porque no esperaré verte por la ventana mientras te alejas, ni me apoyaré en la puerta que cerré tras marcharte…
No hay más sábanas que compartir, porque los secretos se han cansado de callar, porque mi teléfono ahora sí comunica para siempre… porque me ahogué en los vasos de ron y los estrellé contra la nada…
Hace tiempo que solo veo relojes y ya todos marcaron la hora de la despedida, así que me marcho con mis sueños…
Desde el principio hasta el final, mantuvimos esas dudas al no saber si ser ángeles o demonios.
Y si ya se acabó mi cielo, seré como un alma descarrilada a las puertas del infierno...

[_Beatriz Rubio_]

jueves, 29 de julio de 2010

"Paso a paso..."



Fuiste muchas cosas, de esas que duran mucho tiempo pero se van sin dejar aparentemente nada.
Con el tiempo me voy dando cuenta de que todas esas cosas que me hicieron de alguna forma volver a ilusionarme, jamás volverán a estar en portada.
Porque las agujas del reloj siguen girando, y llega el invierno... y todo se enfría.
Hasta que llegue a un punto de no retorno y decida que no quiero que el calor derrita las murallas que la distancia estuvo creando, no quiero grietas en las paredes, ni el leve repicar de las gotas de agua atravesándolas, para acabar donde se quedó esa historia: en el suelo.
Quiero ser un cuerpo de piedra, difícil de controlar, incapaz de sentir...
Hubo tantas cosas...pero parece que se acercan al "no volverán a ser"
...Y decides dejar de esperar algo que jamás llegará.
Me equivoqué apostando, pero no perdí nada.

Dejas de soñar, porque los sueños que buscas tardan demasiado en llegar, así que intentas convencer a tu alma atormentada de que lo mejor es no volver a cerrar los ojos para no caer en las pesadillas...
A veces añoras el calor de una vela ya extinguida y la luz que comenzó a alumbrar tímidamente y que más tarde creció tanto que acabó con toda la oscuridad de una vida que se obliga a seguir su curso sin mirar atrás.
Y es entonces cuando aprendes que los recuerdos no tienen que ser dolorosos.
Y sonríes con ellos, porque después de todo no ves un error, si no una forma de crecer y descubrir que has dado pasos erróneos pero que te han llevado a conocer un amor verdadero.
Así que solo puedes sonreír con los recuerdos, porque si te hacen llorar es que tal vez en tus momentos de soñada felicidad desperdiciaste tus sonrisas...
Si no buscas un final feliz...¿acaba en trágico, en neutro...?
Yo busqué una historia que recordaré eternamente, aunque haya dejado de sentir, porque la magia, pase lo que pase, nunca muere
...ni yo con ella.

[_Beatriz Rubio_]

sábado, 1 de mayo de 2010

Y escribí sobre una historia…


Así empecé…

Con una fecha, el título en blanco y un millón de escenas que comenzaban con ese regalo que alguien me hizo al permitir que te cruzaras en mi camino, en mi vida…

.

Con la incertidumbre de no saber a quién mostrarle mi gratitud, o narrarle esa historia que comenzaba a ocupar renglones en el folio que reposaba bajo mis manos…

.

Esa historia acerca de la felicidad que sentí desde aquel día en el que, de pronto, el contento, sin ninguna firma me cayó del cielo, así, sin tiempo de reacción, como si fuera un espejismo silencioso.

.

Fue un halo que recorría todos mis sentidos mientras sopesaba la posibilidad de desafiar lo imposible.

.

Un cálido escalofrío que me habló del anhelo de mi alma…

.

Cerraba los ojos y escuchaba el suave sonido de esa canción que narraba una historia.

Con una melodía de cariño, de una dulce locura, de pasión, de un amor indeleble, quizá entrelazado por un compás de ensoñación…

.

Esas notas que escribían con latidos de afecto el sonido de un “te quiero” sobre el pentagrama.

.

Todo hablaba de ti…

Todo me impulsaba a quererte…

.

¿Qué podía mostrar si no era la sonrisa eterna que habías grabado en mi cara?...

Quizá era la mejor manera de explicar mi imposibilidad de sacarte de mi mente.

.

Todo hablaría de ti…

Todo me impulsaría a seguir queriéndote…

.

Siempre, para siempre contigo, para seguir queriéndote con todas las fuerzas que me queden, hasta que la muerte me separe de ti, hasta que me haga dejar de sentirte… o hasta recorrer esa distancia infinita que me haga reencontrarme contigo en la otra vida.

.

Todas mis palabras corrían atropelladamente, pareciendo escribir una clásica novela romántica, con sus protagonistas, su relación amorosa y un final feliz que bien podría acabar con esa ancestral y conocida cita: “un amor que perdurará hasta el resto de sus vidas”…

.

Pero quizá mi corazón expresaba algo que iba más allá…

.

Rezaré cada día por si algún Dios me escucha, rogaré al cielo, suplicaré con todas mis fuerzas para no perderte nunca, por muchos años que pasen, por mucho que las cosas cambien, para guardar cada momento en el que, aunque solo fuera por un instante estuve contigo, compartiendo momentos de mi vida, viendo pasar las agujas del reloj con esa eterna sonrisa en mi cara que sólo tú sabías provocar.

.

Seguiré enfrentándome al tiempo sin pensar nunca en el adiós definitivo…quizá algún día tú me olvides, pero yo grabaré cada te quiero en lo más profundo de mi alma y aunque no puedas escucharlos seguiré gritándolos, por si alguna vez el viento me hace ese favor y lleva mis palabras a tus oídos.

.

Convencida de que muchos años no serán nada, porque cada día será como el primero.

.

…Y así, como el primer día dejé fluir mis emociones.

.

Y escribí sobre una historia que no tiene título, con las palabras más profundas que un extraño y conocido latir me dictaba.

.

Y mientras escribía, en mitad de la noche miraba al cielo… ese azul negruzco invadiendo mis sentidos, esa soledad en las alturas…

.

Y quise escribir sin tinta, no la necesitaba, me bastaban destellos de recuerdos radiantes para llenar esa bóveda de estrellas y escribir en ese cielo mi versión de un paraíso…

.

Quizá ese sería un buen título para encabezar aquellos folios: “mi versión de un paraíso”

.

Un paraíso cercano que me hacía soñar despierta…

Pues si el paraíso se pudiera nombrar le pondría tu nombre.

.

.

.

.

...〖 βεα 〗...

viernes, 2 de abril de 2010

Por todo...



Me encanta que seas lo primero que veo al abrir los ojos…

O cuando me despiertas rodeando mi cintura con tus brazos…

Cuando me das un beso en la frente sin decir nada, a modo de “buenos días”…

Me fascina tu olor impregnado en mi piel, en mis sábanas…
Me vuelve loca dormirme mientras jugueteas con mi pelo y cómo en mitad de la madrugada te giras levemente hacia mí y me abrazas…
Cómo me gusta mirar la expresión de tu cara mientras duermes, analizarla… o intentar adivinar qué estás soñando en ese momento.
Cómo disfruto las largas horas en las que celebramos algo con una copa en la mano…
O simplemente, cuando no hay nada especial que celebrar, disfruto de tus miradas acompañadas de esa sonrisa pícara que tanto me gusta, esa que es capaz de decir tantas cosas sin hablar…

Me encanta la forma en que consigues arrancarme una sonrisa
…o una carcajada cuando empiezas con esa retahíla de palabras que a veces no entiendes ni tú.

…Me encanta todo de esas noches…

Y jugar al “¿te acuerdas de…?”
Cuando rememoramos días pasados con una sonrisa
O empezar a decir estupideces que se nos vienen a la cabeza… y reírnos.
Me encantan esos momentos, me encanta cómo se me olvida todo cuando estoy contigo…
Me encanta que no importe nada más.

…Y me gusta mantener bajo llave el recuerdo cuando te veo salir por la puerta, cuando me asomo a la ventana para ver cómo te alejas.

Me encanta encontrarte unas horas después
Y que me sonrías como diciendo: “todo está bien”.
Y devolverte la sonrisa
Y que leas un “me encantas” en mi cara…

…Y en el fondo saber que sólo eres tú, que siempre estás tú…
Y que es por ese todo que me encantas…


“Es extraño cómo de cosas simples las mejores cosas comienzan”…
…Y perduran.


* βεα *



lunes, 1 de marzo de 2010

Sueños rotos...



…Y es entonces cuando te preguntas ¿a dónde van los sueños rotos?
¿Qué pasa cuando tu almohada se queda vacía, cuando ninguna ilusión te distrae mientras duermes?
¿Dónde están las sonrisas, donde está la euforia, o la esperanza que te producían ciertas situaciones en la vida…?

A veces se pierde el rumbo y es difícil seguir el camino…
A veces la mente dice una cosa y el corazón otra… pero tus piernas no son capaces de moverse, de echar a andar, de escoger derecha o izquierda, paso hacia adelante o hacia atrás…y pierdes todas las opciones posibles.

Por miedo, por cansancio, porque te sientes bloqueado…
Porque tu alma se colma de sueños rotos…

Porque vives en un mundo de ensoñación y al abrir los ojos la realidad es muy disímil.

Entonces ves pasar por tu mente espejismos que te hacían sonreír,
Utopías que dormían a nuestro lado,
Fantasías que te hacían soñar despierto,
Ideales por los que luchabas, a los que perseguías corriendo instintivamente por algún lugar de tu subconsciente.
Quimeras que destellaban para apagarse luego… y acabar en un vagón hacia ninguna parte

…el mismo vagón donde viajan los sueños rotos…

Viviendo con la nada, que te asola poco a poco, cualquier hora es buena para que la gélida voz del desconsuelo te despierte.
Y te duerme luego la carga de dudas, miedos…aprensión hacia ese todo inmenso.

O quizá lo que te hace dormir sea el pánico a mantener los ojos abiertos, a contemplar esa sombra pegada a tu espalda, esos pasos que resuenan tras los tuyos y que conducen tus anhelos siempre hacia el mismo destino… al de los sueños rotos.

Intentas olvidar esos sueños, o al menos sustituirlos por otros nuevos con la esperanza de que los siguientes sean más viables…pero no consigues desprenderte de ellos, algo dentro de ti te incita a dar marcha atrás, así que vuelves a perseguir los antiguos.

Esos que aunque te hacen derramar las más amargas lágrimas cuando parece que se te escapan de las manos, también te hacen retomar esa locura y continuar con esa extraña obsesión de verlos cumplidos aún sabiendo que las heridas volverán, que seguirán sangrando y que pueden pasar años hasta cumplirlos…o incluso puedes acabar tus días persiguiendo esos ideales sin conseguirlos.

Y aún así lo dejamos todo por intentarlo de nuevo, da igual las veces que nos caigamos, porque esos sueños se escapan, pero podemos saber a dónde han huido…
Solo hay que seguir incansables el intento hasta que la eternidad lo permita… y contestar a una pregunta:

¿A dónde van los sueños rotos?

…Si conoces la respuesta ve a buscarlos y vuelve a construirlos
Ya que ningún sueño queda roto si sabes armarlo de nuevo…
............
By:
*Bea*

lunes, 8 de febrero de 2010

Reflejos que matan…




Odiaba sentirse vencida al mostrar su desprecio hacia esa persona reflejada en el espejo que le devolvía la mirada cada día.
Odiaba las lágrimas que brotaban sin descanso ante esa imagen.
A los golpes que asestó a ese reflejo, ahora hecho añicos, con infinidad de pequeños vidrios esparcidos por el suelo, como si de un puzzle de cristal se tratase, con el deseo y la esperanza de volverlo a armar algún día y ver a una persona diferente al otro lado del espejo…

Lo rompía…una y mil veces, ayudándolo así a distorsionar sus rasgos, creando un espejismo para sus ojos.
Y derramaba su sangre causada por los golpes que le asestaba, mil punzadas de cristales incrustadas en sus manos y en ellos un reflejo de impotencia, un odio personal, una protesta silenciosa…

Aversión, repugnancia y rencor hacia una silueta que asfixiaba su interior y así, de la misma manera, le deformaba inexorablemente también el exterior.

Una maldita obsesión nociva que conseguía sumergirla en las profundas aguas del desconsuelo, un miedo a veces inconfesable, un deseo extremo de aislamiento, a fin de ocultar su imagen que caminaba con pasos cortos y pueriles, de la mano del abatimiento y con una sacudida de desprecio recorriendo su mirada lánguida a causa del tormento que padecían su cuerpo, e inevitablemente su alma.

Y cada noche se rendía al desconocer la manera de imponerse a los ataques de su subconsciente que le gritaba palabras despiadadas, reflexiones hirientes, puñales intoxicados de odio y delirio; un maltrato propio que le consumía de un modo abusivo.
Un llanto sin consuelo…

Sintiéndose enjaulada en una pesadilla real, deseando despertar de ella, pero con la maldita certeza de que eso era imposible; Sólo era un desatinado pensamiento que añadir a una lista negra que se colmaba de absurdos con una rapidez pasmosa…

Aún siguen narrando elegías sus ojos, palabras que revelan la muerte de su alma.
Sigue sonando un canon de tristezas, una perfecta composición dramática escrita por el golpeteo de sus lágrimas cayendo sobre el piano.
Y cada tecla pulsada es una herida en su interior…

Así, segundo a segundo se odia, minuto a minuto se debilita;
Se siente morir en un mundo de reflejos que le persiguen a cada instante, que le hacen enfrentarse a la carga de una realidad insoportable en una mente demasiado dolida.

Reflejos que hablan del odio, del resentimiento, de la culpa, de la angustia… o tal vez de todo ello junto.
Reflejos de alguien incapaz de quererse…

Una historia protagonizada por una persona atormentada, basada en la locura y el desconsuelo.
Compuesta por escenas que aparecen, que se repiten frente a un espejo, que se muestran día tras día.
¿…Tan sólo una historia?
... una realidad titulada reflejos que matan.

By:
*Bea*

viernes, 29 de enero de 2010

Y desde entonces...


Y desde entonces han pasado dos años…

Y recuerdo todo con una precisión asombrosa desde el primer minuto hasta los que se siguen sumando en este preciso instante, mientras escribo.

Y a pesar de todo hoy te agradezco cada uno de esos minutos que se convirtieron en horas y más tarde en días, porque lo importante es que, pasara lo que pasase en ese en parte pasado negativo que, por otro lado apenas recuerdo, al pensar en todo este tiempo no puedo evitarlo, se me escapa la sonrisa más sincera que puedo mostrar.

Supongo que eso quiere decir que algo dentro de mí reconoce lo feliz que he sido, aunque siempre mencionando aquel “a pesar de todo”…

La verdad es que me ha costado llegar hasta aquí…pero supongo que hay que trazar el camino antes de andarlo y eso es lo más difícil…

Pero ya está hecho…realmente lleva tiempo hecho, solo que a veces se rompen algunas baldosas.

“Lo que no te mata te hace más fuerte”pero lo que más fuertemente se siente es lo que te mata para hacerte luego revivir mejor que antes.

Así que gracias por ese calendario, por los números que he tachado…y sobre todo por las páginas que aún me quedan por tachar.

todavía tengo los dedos cruzados.

Muy posiblemente hoy celebre sola este día, con la única compañía de un recuerdo y de… bueno, de ese comienzo…

Pero sé que hay momentos que puedo compartir, ya comprobé que puedo hacerlo…

Me da escalofríos ver cómo, aunque sin creer en ella, la casualidad se pone de nuestra parte…

Sé que las cosas cambian, es más, confío en que cambien… pero el recuerdo no se puede borrar, por eso sé que algún día tendremos tiempo de volver a recordar.

Han sido dos años, millones de momentos y de historias, días, tardes, noches, madrugadas….

Ha sido el tiempo suficiente como para hacer tres obras de teatro…

Sin buscarlo has estado en los momentos más felices de mi vida; al menos son los únicos que soy capaz de recordar y en esos momentos, siempre, al girarme he visto tu cara.

Es una imagen que nunca voy a olvidar, pase lo que pase

Te he dicho muchas cosas a lo largo de estos años… pero hay algo importante que no he hecho: darte las gracias por cada canción… porque la música es mi vida, porque mi vida también eres tú…

Puedo prometerte que durante este tiempo has estado de una forma o de otra presente en mi día a día…

Hoy he descubierto una cosa…o mejor dicho he conseguido contestar a una gran pregunta:

¿Sabes por qué me importas tanto?...

Porque llevo toda mi vida buscándote…

Porque cuando te encontré descubrí una razón para sonreír…

Porque llevo dos años soñando contigo…

Y porque siempre te he querido, desde el día 1 hasta hoy, día 730…

BY:

*Bea*

jueves, 14 de enero de 2010

Nada es cómo antes...


Prometí tu felicidad a cambio de mi dolor…

Deseé que tus sonrisas ocultaran mi llanto

Amé tu voz alegre escuchando mis palabras entrecortadas por sollozos…

Quise esquivar la agonía visitando aquellos lugares a los que me llevabas, para que algún bello recuerdo me hiciera sonreír.

Ya no éramos nosotros quienes paseaban por allí, solo el susurro del viento los custodiaba
…quizá también sólo ese viento que nos acompañó me recuerda; tal vez es el único que conoce que alguna vez, no mucho tiempo atrás allí estaba yo, compartiendo las pocas ilusiones que quedaban en mi vida con la persona más especial que tenía cerca…

Y alguna vez llegue a pensar… o mejor dicho, a soñar, que nosotros podíamos ser una de esas parejas que pasean su amor por las calles…
Pero paseo sola, con el corazón tiritando, un sabor amargo y una lágrima por cada feliz momento que pasé contigo.

Me duele comprobar que hoy ya no hay gatos ni estrellas, hoy no hay copas, ni humo, ni sonrisas, ni palabras…
Sólo hay miradas; pero únicamente las exigidas por el guión…

Y es que en el fondo me siento sólo un personaje, muerto en escena, abandonado tras finalizar su actuación y al que ni siquiera premiaron con la ovación final…

Hay noches en las que intento asesinarte sumergiéndote en alcohol, pero ni un millón de botellas consiguen acabar con tu recuerdo y cada vez los vasos de ron se vuelven más amargos.

Otras veces le pregunto a mi almohada cuáles son tus sueños y de alguna manera declamo protestas por haberte despertado aquella mañana para verte marchar… mi sueño era poder alargar el momento de la despedida.

Me enseñaste a amar el silencio, pero ahora sólo me causa desdén… aunque quizá añore con las pocas fuerzas que me quedan los días en que tenía algo que contar, el único impulso que empleo para andar el camino y mantener la esperanza de, algún día, volverte a encontrar…o al menos conseguir dedicarte una sonrisa sincera, lejos ya del desconsuelo.

…Resulta extraño ver cómo hace un tiempo lo eras todo para mí y ahora ese todo amenaza convertirse en nada.

Duele obligarme a olvidar…o conformarme con guardarte en un espacio de mi mente y recordarte como un recuerdo feliz ya extinguido.

Después de un tiempo en el que te miro sin verte ya no sé qué debería sentir, no sé si aún queda algo de aquel tiempo que vivimos… porque ahora cada paso significa distancia y cada recuerdo olvido…

Ya no sé si existes, incluso tengo la sensación de que todo ha sido un sueño del que ya me desperté.
Y para poder sentir cómo antes tendría que conocerte de nuevo

¿A dónde te has ido?
Yo seguía esperándote…
Y no vuelves...pero aunque volvieras me he dado cuenta de algo…

Y ese algo, que últimamente me esfuerzo por hacerte saber, tiene un mensaje relacionado con que, aunque nos encontrásemos de nuevo
ya nada es como antes…
.
By:
*Bea*