"From here on in I shoot without a script..."
Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 1 de marzo de 2010

Sueños rotos...



…Y es entonces cuando te preguntas ¿a dónde van los sueños rotos?
¿Qué pasa cuando tu almohada se queda vacía, cuando ninguna ilusión te distrae mientras duermes?
¿Dónde están las sonrisas, donde está la euforia, o la esperanza que te producían ciertas situaciones en la vida…?

A veces se pierde el rumbo y es difícil seguir el camino…
A veces la mente dice una cosa y el corazón otra… pero tus piernas no son capaces de moverse, de echar a andar, de escoger derecha o izquierda, paso hacia adelante o hacia atrás…y pierdes todas las opciones posibles.

Por miedo, por cansancio, porque te sientes bloqueado…
Porque tu alma se colma de sueños rotos…

Porque vives en un mundo de ensoñación y al abrir los ojos la realidad es muy disímil.

Entonces ves pasar por tu mente espejismos que te hacían sonreír,
Utopías que dormían a nuestro lado,
Fantasías que te hacían soñar despierto,
Ideales por los que luchabas, a los que perseguías corriendo instintivamente por algún lugar de tu subconsciente.
Quimeras que destellaban para apagarse luego… y acabar en un vagón hacia ninguna parte

…el mismo vagón donde viajan los sueños rotos…

Viviendo con la nada, que te asola poco a poco, cualquier hora es buena para que la gélida voz del desconsuelo te despierte.
Y te duerme luego la carga de dudas, miedos…aprensión hacia ese todo inmenso.

O quizá lo que te hace dormir sea el pánico a mantener los ojos abiertos, a contemplar esa sombra pegada a tu espalda, esos pasos que resuenan tras los tuyos y que conducen tus anhelos siempre hacia el mismo destino… al de los sueños rotos.

Intentas olvidar esos sueños, o al menos sustituirlos por otros nuevos con la esperanza de que los siguientes sean más viables…pero no consigues desprenderte de ellos, algo dentro de ti te incita a dar marcha atrás, así que vuelves a perseguir los antiguos.

Esos que aunque te hacen derramar las más amargas lágrimas cuando parece que se te escapan de las manos, también te hacen retomar esa locura y continuar con esa extraña obsesión de verlos cumplidos aún sabiendo que las heridas volverán, que seguirán sangrando y que pueden pasar años hasta cumplirlos…o incluso puedes acabar tus días persiguiendo esos ideales sin conseguirlos.

Y aún así lo dejamos todo por intentarlo de nuevo, da igual las veces que nos caigamos, porque esos sueños se escapan, pero podemos saber a dónde han huido…
Solo hay que seguir incansables el intento hasta que la eternidad lo permita… y contestar a una pregunta:

¿A dónde van los sueños rotos?

…Si conoces la respuesta ve a buscarlos y vuelve a construirlos
Ya que ningún sueño queda roto si sabes armarlo de nuevo…
............
By:
*Bea*